Carrito
No hay productos en el carrito

¿Se puede poner un colchón más grande que el somier?

¿Se puede poner un colchón más grande que el somier?

¿Se puede poner un colchón más grande que el somier? ¿Es aconsejable o puede perjudicar el descanso? Esto es lo que vamos a ver en este post.

Vamos a ver la importancia que tiene un buen colchón y un buen somier. Ambos son importantes.

Son un “equipo” que siempre han de ir compenetrados para que tú y los tuyos os levantéis por la mañana con toda la energía del mundo.

Cuando se trata de descansar no hay que dejar nada al azahar. Todo ha de estar estudiado, todo ha de estar bien medido.

Nuestro consejo es que confíes en especialistas del descanso. Nosotros te vamos a decir lo que necesitas para dormir a pierna suelta.

Así que si tienes alguna duda o pregunta que hacernos no dejes de descolgar el teléfono y llamarnos. O bien nos escribes un correo electrónico. Ya verás qué pronto te contestamos.

Piensa que los colchones y también los somieres han de ser prácticamente a medida, teniendo en cuenta todas y cada una de las características de la persona que lo va a utilizar.

No compres colchones con prisa.

Tómate tu tiempo. Piensa que el ser humano, teniendo en cuenta que debería dormir ocho horas al día, está un tercio de su vida en la cama. Así de importante es.

Dicho esto vamos a ver ya si se puede poner un colchón más grande que el somier. Como podrás adivinar ya desde un primer momento, no es nada aconsejable que el somier sea más pequeño que el colchón y ahora mismo te vamos a dar las razones.

 

🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽🔽

 

No se puede poner un colchón más grande que el somier porque se va a deformar

 

Efectivamente. No se puede poner un colchón más grande que el somier porque se va a deformar el colchón. Esta es la primera razón.

Supón que tienes un colchón de 150 en un somier de 135.

Da igual que sea un colchón viscoelástico o un colchón de muelles ensacados. Se va a deformar, tenga la calidad que tenga el colchón.

Así de claro.

Como bien sabes, el somier o la base tapizada tienen como misión darle firmeza al colchón. Esta firmeza tiene, entre otros objetivos, que el cuello y la espalda tengan la misma alineación. Se consigue así el mejor de los descansos.

Pero, claro. Si el colchón y el somier “no se ajustan” lo que ocurrirá es que el colchón, en sus esquinas, no tendrá donde apoyarse, mientras que la parte central sí está apoyada y esas esquinas acabarán deformándose y evitando el mejor descanso.

Esto es muy grave para nuestro descanso y desde luego que no es en absoluto recomendable. Pero además, la deformación puede llegar a ser tal que tendrás que cambiar el colchón mucho antes de lo esperado.

Ya sabes que la vida útil de un colchón está en 10 años como máximo, siempre y cuando su uso sea el adecuado. No es hacer un uso adecuado el tener un somier más pequeño que el colchón.

Al final vas a perder dinero.

 

¿Y qué ocurriría si ponemos un tablón?

 

Colchón y base tapizada de la misma medida 

Aquí tienes el conjunto de colchón Sonpura Gaudí con base tapizada que te va a quitar el sueño.

 

Lamentamos decirte que tampoco es una muy buena idea. Todo lo contrario.

Si pones un tablón para que sujete la totalidad de superficie del colchón, lo que va a ocurrir es que tu colchón va a durar mucho menos. Desde luego que no va a llegar a los diez años.

Y tampoco es bueno para la salud. Lo explicamos.

Cuando compras un somier en una tienda especializada, este va a permitir que tu colchón transpire. Es decir, permitirá la circulación de aire dentro del colchón y evitará de esta manera que se acumulen bacterias y ácaros.

Si no transpira el colchón, tu salud se resentirá porque tu cuerpo estará más cerca de bacterias y ácaros y tu colchón durará menos tiempo por esa falta de ventilación.

 

¿Qué ocurre si el somier es más grande que el colchón?

 

En este caso no vemos ningún inconveniente. Simplemente que tampoco será muy estético. No es nada útil tener un somier que sea más grande que el colchón.

Por favor, no seas chapucero.

 

Colchón y somier, siempre de la misma medida

 

No pongas el somier más pequeño que el colchón 

Aquí tienes un conjunto de colchón y somier que está muy bien de precio. 

 

Después de todo lo dicho en este post debemos concluir en que para el mejor descanso, ese que aconseja la Organización Mundial de la Salud, el colchón y el somier deben tener la misma medida.

Nosotros, como especialistas en el descanso, siempre aconsejamos comprar colchón y somier al mismo tiempo. Es lo más ventajas para el cliente más exigente.

Y sabemos que tú eres un consumidor muy exigente, que andas tras esos productos que tienen una inmejorable relación calidad-precio

Es más. Estamos convencidos de que estás dispuesto a pagar un poco más si te garantizan calidad y que tu descanso sea el que tú necesitas.

Es todo. En este post hemos intentado convencerte de que no es nada aconsejable que los colchones y los somieres tengan diferentes medidas.

Como has podido comprobar a lo largo de estas líneas, todo son desventajas. Lo mejor es que tengan la misma medida porque somier y colchón debe ser un “equipo inseparable”.

Todo ha de estar perfecto para que puedas descansar. Junto con los colchones y los somieres también debes prestar atención a la ropa de cama. Incluso tiene importancia la elección del pijama.

¿Qué tipo de colchón tienes y qué tipo de somier? ¿Los compraste a la vez o por separado? Cuéntanos las razones. Lo puedes hacer en la sección de comentarios que verás un poco más abajo.

¿Te ha parecido interesante lo que te hemos contado? ¿Crees que merece ser compartido por tus redes sociales? Estaríamos encantados de que lo compartieras.

 

Publicado el
RSS 2.0 (Colchoneria Noticias)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.343 segundos